El Ojo Turco en America Latina

Nazar Boncuk es el nombre turco de este amuleto (talismán para algunos) que protege contra el mal de Ojo.

Estos amuletos forman parte de la vida cotidiana de los turcos como objetos de decoración del hogar, en coches y oficinas. Las mujeres los llevan en pulseras, collares, pendientes y colgantes, y los niños prendidos en su ropa.

El amuleto es un ojo y puede tener diversas formas y tamaños aunque por lo general suele ser redondo.

El influir maléfico que se atribuye a la mirada de algunas personas, es una creencia muy antigua. Las raíces de esta creencia llegan hasta Babilonia y el antiguo Egipto. También se ha observado entre los sumerios y los hititas. La idea de que “los ojos son la parte más expresiva y evidente del cuerpo” y que “los malos sentimientos que están dentro del ser humano salen fuera a través de los ojos”, hizo que se naciera un ojo protector.

Algunas fuentes llegan a decir que el origen del ojo azul se debe a la invasión de los pueblos nórdicos. Los nórdicos tenían los ojos azules y a su llegada a los pueblos de Anatolia (ocupada actualmente por la parte asiática de Turquía) fueron vistos por sus habitantes como invasores que les echaban mal de ojo, y para evitarlo crearon el ojo azul.

También los turcos, en Asia central, en la época chamanística tenían supersticiones parecidas. Durante toda la historia se ha creído en el mal de ojo, y se han utilizado la herradura, el ajo, el diente de lobo, la espina seca, el plomo, algunas piedras etc. como amuletos u objetos protectores, aunque sin duda el ojo azul de cristal, el ojo turco, ha sido el más popular.

Hoy en día, en algunos pueblos del oeste de Turquía en los hornos primitivos, donde generalmente utilizan leña del pino para tener mejores resultados, se fabrican los ojos con cristal reciclado, y para dar el color utilizan cobalto, ópalo y zinc.

¿Cómo se echa “Nazar” (el mal de ojo)?

Un hombre con un coche nuevo se encuentra con su vecino y este le dice: “¡Qué coche tan bonito!”. Más tarde el hombre tiene una avería, y piensa “mi vecino me ha echado un Nazar” pues tenía envidia del coche. Para evitar esto, se utiliza el ojo turco, y además cuando se dice “¡Qué coche tan bueno!”, se responde “mashallah, nazar deymesin” (no le pegue el mal de ojo).

Un dicho turco:

Nazar etme ne olur, çalis senin de olur. => Por favor no eches mal de ojo, para conseguirlo vete al trabajo.

CONTACTO CHILE: (09) 74944001.

Anuncios

El Poder Mental: la herramienta más poderosa del ser humano

Concentracion

El Cerebro humano es el computador más potente que ha sido creado. La mente es una de las herramientas más poderosas del ser humano. Mente es sinónimo de vida inteligente, de conciencia humana. ¿Sabemos utilizar los ilimitados recursos de la mente?. La respuesta es sencilla: NO.

Cuando hablamos de facultades mentales no estamos haciendo referencia sólo a capacidades lógico-matemáticas precisas, a resolver complejos planteamientos o a tener un elevado coeficiente de inteligencia; la facultad del ser humano es práctica ya que aborda y abarca aspectos cotidianos, usuales de nuestra existencia.

Desarrollar nuestra capacidad para crecer, y obtener una vida plena y eficaz es eje fundamental de la mente. Nuestra mente, con demasiada frecuencia, se vuelve nuestra enemiga, nos “machaca” con pensamientos negativos y autodestructivos, dando giros y giros sin fin a cuestiones nada positivas o benéficas para nosotros. Si, la mente es, en cierta manera, una “tramposa”, un aliado incómodo que nos juzga y deja malos insabores.

¿Eso es la mente?… por fortuna para el ser humano, existe una correcta utilización de la capacidad mental que todos poseemos; por ello, la mente puede pasar a ser una gran aliada si sabemos utilizarla con eficiencia.

Hoy día conocemos los diferentes “estados alterados de la conciencia”, en ellos podemos desarrollar ese enorme potencial que tenemos y programar, con seguridad, aspectos muy útiles y prácticos para nuestra vida diaria. No podemos liberarnos de nuestra mente, forma parte fundamental de nuestra personalidad, de lo que somos; es preciso que la utilicemos de manera abierta y positiva para permitir atraer todo lo que es necesario a nuestro entorno más cercano. Vivir con armonía, en equilibrio mental es sinónimo de salud integra.

Podemos desarrollar de manera más práctica y sencilla aquellas facultades mentales que aportan bienestar y calidad en nuestras vidas. Si, podemos hacerlo con naturalidad y sencillez.

Las cosas, cuanto más naturales son, mejor; los productos manufacturados se alejan de lo natural y cercano a nosotros, aportan una muy pequeña parte de lo que representa lo natural, lo auténtico. De la misma manera, es preciso que desarrollemos nuestra mente por medio de elevar su potencial y capacidad, permitiendo acceder a esos recursos ilimitados de la mente. La concentración es una parte muy valiosa, un método que permite comprender y aprehender el profundo universo mental, educando y guiando nuestra atención hacia aquellos aspectos prácticos y necesarios de nuestra vida.

Para concentrarnos es preciso estar en calma, con quietud interior, y aquí, la relajación juega un papel esencial en todo el proceso del desarrollo mental del individuo. Sin sosiego y calma no es posible potenciar la capacidad la capacidad mental de una forma benéfica para nosotros. Se habla mucho desde el campo de la Parapsicología de la “Percepción Extrasensorial” que es, justamente, lo que acabamos de explicar: desarrollar la capacidad de intuición, de ver más allá de lo evidente, conocer lo que está oculto y poseer capacidad de anticipación a los hechos y personas.

Da igual el lenguaje que empleemos, lo importante es saber que podemos desarrollar (cada persona al nivel más óptimo) la capacidad mental que tenemos en provecho mutuo y de los demás. Existen técnicas muy precisas, sencillas y naturales, como es nuestra propia mente. ¡Podemos y debemos dar un nuevo rumbo a nuestra vida!. La mente es nuestra gran aliada si sabemos utilizarla en forma correcta. ¡Potencia tus facultades mentales y accede a los ilimitados recursos de tu mente!.

Por lo tanto, para acceder a los ilimitados recursos de tu mente debes de conocer:

  1. Los diferentes Estados Alterados de la Conciencia (EAC).
  2. Percepción Extrasensorial (ESP). Trabajo con la mente creativa.
  3. La MENTE y sus Estados Reales de Conciencia (ERC).
  4. Biocomunicación integral. Percepciones físicas y psíquicas.
  5. Proyecciones y Visualizaciones. Trabajo en nivel de profundización alfa.
  6. Técnicas efectivas de CONCENTRACION
  7. Autoconocimiento y comprensión de la unidad integral de nuestro ser.

La Clarividencia

Clarividencia Earth

Se entiende por Clarividencia a la facultad de conocer aquello que ha de venir, es decir, la facultad de tener conocimiento del futuro, inmediato o no, por medios parapsíquicos.

Normalmente, a la clarividencia se la denomina Videncia, sin más, pero este término no es exacto ni completo.

El Vidente o Clarividente no ve lo que ha de ocurrir por medio de los ojos. La información le llega a través de cauces psíquicos, mentales, no necesitando, por ende, sus órganos de visión. En realidad, el Dotado Psíquico recibe la información que luego se traduce en el mensaje que exterioriza. Es, por tanto, un fenómeno de los denominados Psi-Gamma.

En la clarividencia podríamos hacer dos clasificaciones complementarias. Por un lado tendríamos la clarividencia en cuanto al tiempo (espacio/tiempo) en que se refiere el mensaje. Este puede ser del pasado: retrocognición, del presente: videncia, y del futuro: precognición. En todos estos casos la facultad sería la misma. De hecho y de modo estrictamente objetivo, tan difícil de entender y explicar resulta que se pueda saber lo que va a ocurrir, como lo que está sucediendo fuera de nuestro entorno, como aquello que ocurrió sin que guarde relación alguna con nosotros.

Creemos que el canal informativo es el mismo en todos los casos. La mente del sujeto en un estado alterado de la conciencia (EAC), de mayor o menor intensidad, recibe la información a través de un canal desconocido (aunque también recibe muchos impulsos informativos por los canales sensitivo/receptores habituales, que se mezclarían con los otros estímulos paranormales), información que unas veces es nítida y clara (las menos) y otras se trata de pequeños “flashs” de luz o detalles inconexos, etcétera, que el Dotado transforma en un mensaje comprensible, al menos para él, (en ocasiones, ni siquiera comprensible para el propio dotado) sin que pueda explicarse satisfactoriamente como se realiza la citada transformación o decodificación de la información recibida.

Indudablemente, cabe pensar que es más difícil adivinar el futuro, lo que aún no ha ocurrido, que el pasado y más éste que el presente, lo que está sucediendo en ese instante. De hecho, el presente no existiría, porque el presente de ahora mismo es el pasado de dentro de un milisegundo. Pero esta supuesta mayor o menor dificultad no es tal. Así pensamos al menos la gran parte de los parapsicólogos. De hecho, cuando un vidente nos pronostica algo que ocurrirá en un futuro más o menos lejano, puede tratarse de algo dificilísimo, pero al no poder constatarlo, lo pondremos en cuarentena. Así mismo, cuando lo que videncie sea algo acontecido ya, tendremos, a priori, más facilidad para comprobarlo, con lo que en caso de acertar, el resultado causaría mayor asombro. Hay que resaltar, no obstante, que podría resultar más sencillo los pronósticos retrocognitivos por el hecho de que el vidente puede obtener información directa del sujeto, tanto a nivel consciente como inconsciente, pero ya conocida por el consultante.

Todo esto conformará uno de los motivos por lo que, para los neófitos y/o aficionados, la retrocognición y la precognición son fenómenos diferentes. Pues no es así, en principio y teoría. Si atendemos a ciertos Saberes y teorías esotéricas, el vidente, su mente, accede al Archivo Akáshico y de él obtendría la información. Este Archivo Akáshico es un registro sutil donde se almacena todo cuanto acontece, sucedió y sucederá en nuestro Universo. Allí, en el Astral, estan impresos nuestros respectivos karmas y del Archivo sale la información que reciben los Dotados Psíquicos.

Por supuesto, el Archivo Akáshico es parte del esoterismo (proviene de la Mística Tibetana). Pero la ciencia también opina al respecto (más que la ciencia en sí, serían los científicos que estudian la parapsicología), para ésta, el vidente, en su mente, tomaría contacto con algún tipo de energía/frecuencia, que sería general para todos y donde se almacenaría la energía que va transformándose o parte de ella y el vidente, con su contacto, captaría símbolos universales que traduciría consciente o inconscientemente. Claro está, esta teoría es demasiado parecida a la expresada anteriormente y además, no explicaría lo que sucede con la adivinación del futuro, puesto que no es energía transformada. Aunque sí sería energía transformada si nos separamos de nuestro esquema espacio/temporal, donde nuestro futuro no sería tal.

La otra clasificación se refiere a la forma o manera en que se contacta, en que se accede a la clarividencia.

Una de ellas es la Clarividencia Espontánea. En este caso, el sujeto recibe la información sin motivo aparente, de imprevisto, ya sea en estado alterado de conciencia o no. Otra de las formas sería la Clarividencia Voluntaria. En este caso, el vidente puede forzar su aparición por medios mentales o físicos. Entre las primeras estarían la Mediumnidad (aunque no se contacte con Espíritu o Ente alguno, el proceso sería el mismo). Entre los segundos cabría introducir todas las mancias. En éstas, el sujeto se ayuda en su concentración y posterior videncia con diferentes objetos cuales cada vez son más numerosos: cartas, bola de cristal, posos de té o café, huesos, palitos, runas, y un largo etcétera.

También en este punto podríamos distinguir dos grupos. Uno, el que reúne a las cartas y manos: cartomancia y quiromancia. Y el que agrupa a todas las demás mancias. Incluso podríamos extender esta clasificación a otro tercer grupo integrado por sistemas tales como el I Ching y la Astrolomancia.

El primer sub-grupo dentro de la videncia provocada, engloba a las cartas y las manos. En el caso de las cartas, cuales no tienen porqué ser únicamente el Tarot clásico, si no que existen otras barajas que son igualmente válidas. De hecho existen cientos de Tarots, teniendo entre los más usados por los profesionales de la videncia: Tarot Español, Tarot de Marsella, Tarot Rider-Waite, Tarot Egipcio, Tarot Simbólico, Tarot Esotérico, etc. Aquí, en este tema, nos enfrentamos a una gran controversia: son las cartas las que dicen el destino (agrupamos aquí a toda la videncia temporal/espacial), o es el vidente quien lo adivina sirviéndose de los naipes, simplemente, como un apoyo físico, como vehículo de contacto. Lo más acertado es que existe una mezcla de ambas posibilidades, que se tratan como fenómenos complementarios.

En efecto, las cartas y más concretamente el Tarot (sea cual sea), es depositario de una complejísima y antiquísima filosofía esotérica. Tiene, el Tarot, un elaborado compendio de Saber Oculto, confiado a símbolos gráficos de importantísima transcendencia.

Para los investigadores del Esoterismo, el Tarot es el depositario de todo el Saber Oculto de la humanidad, salvaguardado en forma de clave secreta, sólo abierto a los iniciados. Y con su estudio y profundización, se conseguiría avanzar en el Camino Iniciático personal.

Con todo esto y con las diversas tiradas del mazo de cartas, el vidente recibe una consecución de símbolos que habrá de traducir a un mensaje comprensible. Claro está, en honor a la verdad (ciencia analítica) el cartomante descifrará la tirada de acuerdo a un código establecido que, previamente, habrá aprendido, con lo que el simbolismo esotérico (inmensamente profundo y verdadero) del Tarot queda supeditado a la adaptación y transcripción que de las tiradas se hayan efectuado anteriormente. Además, no son pocos los especialistas que supeditan, en lo que al Tarot se refiere, la videncia al estudio iniciático.

La parapsicología científica puede, posiblemente, apoyar más acertadamente la otra explicación (aplicación), cual sería la de que los naipes sirvieran de soporte físico al Dotado/vidente, el cual sería el único protagonista, recibiendo la información a través del canal psíquico de clarividencia, tal y como explicábamos anteriormente. De hecho, está probado que el acierto es más exacto y continuo en cartomantes que usan su videncia, en lugar de interpretar fielmente el resultado de la tirada de naipes. Algo similar ocurriría en la Quiromancia. Pero insistimos, en una tirada de videncia a través del Tarot, entrarían en función ambas posibilidades.

Para el segundo grupo citado: bola de cristal, posos, etc., la explicación como soporte y el uso de su propia PES es más evidente. En estos casos se trataría del propio sujeto, el cual a veces no sabe ni como explicar lo que hace. Normalmente, tras una breve concentración mira la bola de cristal u otro sistema cualquiera, y la mente se le abre al conocimiento, recibiendo la respuesta. Puede también tirar las tablitas o huesos al suelo y por la posición en que queden, adivinará la respuesta. Queda claro que la posición que toman unos posos de café o té, no tiene ningún mensaje oculto de la antigüedad; así mismo pasa con el resto de los sistemas englobados en este segundo apartado.

Respecto al tercer grupo, el que engloba el I Ching y la Astrolomancia, podríamos explicarlos de manera muy similar al primer grupo. Ambos sistemas adivinatorios son también depositarios de un saber oculto e iniciático. En el caso del I Ching, se trata de milenaria filosofía china, la cual ha visto reducido todo su saber a una serie de hexagramas (compilación). En el caso de la Astrología Occidental, basada en la antiquísima Sumer, recoge, además de claves matemáticas y astronómicas, todo un conocimiento humano primero.

La Telepatía

Uso de la Telepata

La telepatía presenta la percepción de un contenido mental a través de otro contenido mental, se manifiesta simultáneamente incluso más allá del espacio, y no tiene casi nunca salvo raras excepciones la posibilidad de transmitirse en el tiempo, aunque a veces puede existir cierto periodo de latencia, por lo que el mensaje captado llega a su destino algunos minutos después del momento de la transmisión.

El fenómeno telepático puede tener lugar en estado de vigilia, de sueño, de hipnosis o de trance y puede darse espontáneamente de forma experimental.

En efecto la Telepatía, es prácticamente la facultad de comunicarse dos seres vivos a través del uso de la propia mente y no de la palabra, es decir: representa la posibilidad de dar a conocer o entrar en conocimiento de pensamientos o acciones sin pasar por los sentidos conocidos, es decir sin la mediación del razonamiento lógico, deductivo o intuitivo, y naturalmente sin otros medios de comunicación o artificios.

Se cree posible que este fenómeno pueda extenderse más allá de la simple comunicación entre seres vivos, como sucede en los trances individuales, obsesiones espiritistas o bien en la recepción de mensajes transcendentales mediante la hipnosis .

El trance o el trance lúcido es cuando el fenómeno de la telepatía se produce espontáneamente y se manifiesta de distintas formas como sensaciones vagas e indistintas, a veces poco agradables que pueden producir malestar, sensaciones menos vagas que pueden hacer pensar en una o varias personas y rayan en hechos que les afectan y percepciones más claras de detalles que se refieren a una o varias personas.

Estos hechos afectan a veces y pueden vivirse de forma simbólica y el inconsciente puede rechazar la percepción de las percepciones fuera de la realidad en un estado que puede parecerse a la alucinación de experiencias que se refieren a personas y/o hechos y que les afectan estas experiencias y las viven como si fueran propias, a veces de forma fotográfica, es decir con riqueza de visión, detalles como puede suceder sobre todo en los sueños telepáticos, percepciones fuera de uno mismo telepáticas hasta alcanzar la bilocación o la clarividencia viajera, a veces incluso de un sueño hipnótico, o de médium de experiencias que se refieren como los demás casos a personas o ha hechos que les afectan.

Todas estas posibilidades espontáneas pueden reproducirse con la fuerza de la voluntad aunque esta posibilidad es muy compleja y difícil de realizar, pero quien desee experimentar en este sentido podrá utilizar las facultades obtenidas precisamente para la aplicación de la magia.

¿Que es la Parapsicología?

telepatia

En términos generales, la PARAPSICOLOGIA es considerada una disciplina que investiga los llamados fenómenos paranormales. Es importante mencionar que el uso del método científico no le otorga a una disciplina la condición de ciencia.

En términos rigurosos (descartado el gran porcentaje de fraude que se da en este ámbito) estudia la existencia de la percepción extrasensorial, la telepatía, la clarividencia y la precognición. A estas últimas también se las considera enmarcadas dentro de las artes adivinatorias. También se pueden incluir en el campo de la parapsicología la idea de experiencias cercanas a la muerte y la tele-quinesis. Ninguno de estos fenómenos tiene aún una explicación científica satisfactoria, aunque existen teorías al respecto.

Es así, como la parapsicología se define como la ciencia que estudia, aplicando el método científico, una serie de eventos donde la mente interactúa con el ambiente sin que medie un vínculo físico conocido. Estos eventos son llamados fenómenos psi, que se dividen en dos grandes grupos: los fenómenos psi-cognitivos y los fenómenos psi-cinéticos.

Los PSI-COGNITIVOS se refieren a la llamada percepción extrasensorial (PES), donde el sujeto percibe conocimientos de cosas que usualmente se perciben a través de los órganos de los sentidos, pero que ocurren en circunstancias en que dichos órganos están fuera de su radio de alcance. Este conocimiento así adquirido puede ser de cosas o eventos que están ocurriendo en el momento (clarividencia), de lo que está pensando o sintiendo otra persona (telepatía), y de lo que está por suceder (precognición). Este último es el más sorprendente de todos, dado que rompe con los conceptos de espacio y tiempo, y ha estimulado a físicos notables a formular hipótesis muy complejas.

Los fenómenos PSI-CINÉTICOS se refieren a eventos donde el pensamiento (consciente o inconscientemente, voluntaria o involuntariamente) parece afectar a la materia en su movimiento, forma o composición química. El más conocido de los fenómenos que pertenecen a este grupo, es la tele-quinesis, o sea el mover objetos con el pensamiento.

Los fenómenos psi usualmente (sobre todo en experimentos de laboratorio) no son evidentes por si mismos, sino que requieren de un manejo estadístico-matemático para verificar si lo observado puede deberse al simple azar o suerte, o si de verdad está ocurriendo una percepción extrasensorial o una tele-quinesis.

cartaszenerEl Dr. Joseph Bank Rhine, en el Laboratorio de Parapsicología de la Universidad de Duke, Carolina del Norte, utilizando las conocidas Cartas Zener, diseñadas por un matemático del mismo nombre, comprobó estadísticamente la existencia de los fenómenos psi-cognitivos.

Las barajas constan de 5 símbolos que se repiten 5 veces. En un arreglo de prueba de clarividencia, si a un individuo se le da la tarea de adivinar el orden en que se presentan las 25 barajas colocadas fuera de su alcance visual; y en forma consistente adivina más de 5 cartas en un número x de experimentos, siendo 5 la línea del azar, hay razones suficientes para pensar que no está adivinando por suerte o eventualidad, sino mediante una facultad que va más allá de los órganos de los sentidos. Rhine, utilizando el mismo principio con dados, probó igualmente que hay sujetos capaces de alterar el movimiento de la materia – en este caso, sujetos que con desear que saliese la cara del dado con un número pre-establecido, hacían que dicho número saliese más veces de lo esperado por la suerte o azar.

Actualmente, con el advenimiento de las computadoras, hay métodos más sofisticados para comprobar estos fenómenos, siendo igualmente los resultados a favor de la existencia de los fenómenos psi. Aunque, existen estudiosos que se niegan a aceptar la existencia de estos, señalando que se trata de pruebas falsas debido a un error estadístico.

Sin embargo, hay eventos parapsicológicos que ocurren en forma espontánea y que no necesitan de las estadísticas. En estudios de campo en la Región, existen casos de psicoquinesis-espontánea-recurrente (PER), llamado popularmente poltergeist, donde los objetos comunes en una casa son movidos en forma constante sin una aparente causa física (objetos de vidrios son rotos al chocar con las paredes, sillas y mesas que se voltean, piedras que entran por hendijas, puertas y ventanas, etc.). Utilizando controles adecuados para eliminar la posibilidad de trucos, en estos casos usualmente se descubre a un epicentro humano, alrededor de quien ocurren estos movimientos. Usualmente es una persona introvertida, pre-adolescentes o adolescente con establecidos problemas psicológicos.

Muchos experimentos de laboratorio han tenido resultados tan evidentes que tampoco requieren de la lupa estadística. Por ejemplo, en un experimento de clarividencia doblemente ciego (donde tanto el experimentador y el sujeto desconocen el contenido a adivinar, consistentes en recortes de revistas metidos en sobres sellados), 3 de 15 sujetos pudieron tener imágenes directamente relacionadas al contenido de los sobres: sensación de mareo, como si navegase en un barco con el mar picado, siendo la imagen la de un naufragio; sensación de ser tragado, siendo la imagen la de una planta carnívora con una mosca atrapada; y la visión de dos montañas, con la luna entre las dos, siendo la imagen exactamente lo descrito. Considerando la ilimitada posibilidad de imágenes que podían contener estos sobres, estos resultados son suficientes evidencia de la existencia de los fenómenos psi, y superan cualquier posibilidad de error metodológico o estadístico.

De acuerdo a los años de estudios e investigaciones, se demuestra que estos fenómenos se deben a facultadas humanas que funcionan usualmente a un nivel inconsciente e involuntario, los cuales tienen una razón de ser en la intrincada naturaleza del hombre, siendo su complejidad no entendida en su totalidad por la ciencia. Algunos físicos opinan que la explicación de estos fenómenos está en un substrato físico que la ciencia no ha podido estudiar debidamente. Ello se debe a que los límites conocidos de la materia son dados por la velocidad de la luz, viendo estos estudiosos la posibilidad de la existencia de partículas sub- atómicas que se mueven a velocidades superiores. (Adrian Dobbs, Premio Nóbel de física, 1963).

Los criterios sobre la validez objetiva de la PARAPSICOLOGÍA es un problema cuya apertura esta avanzando mucho más en este milenio. La parapsicología, aunque bajo otro nombre, es previa a los albores del psicoanálisis, e incluso el sedimento fértil de dónde nacen las especulaciones de Sigmund Freud. El problema del inconsciente, ridiculizado por los positivistas que anhelaban una causalidad mensurable en los fenómenos psíquicos en el ámbito de la investigación fisiológica, era presa de inconsistencias insalvables.

El psicoanálisis le debe su triunfo a las ideas de Madame Blavatsky sobre la existencia de un mundo psíquico paralelo. Para Freud, el inconsciente no tiene asentamiento físico en el sistema nervioso; sin embargo, es personal. Para Fernando Martínez Santos esta es una incongruencia crasa. Si no es anatómicamente limitable, la concepción de un inconsciente individual es un problema vacío. El inconsciente es sólo uno de los aspectos en el que se expresa la existencia paralela del hombre, y al no hallar éste cerca en el límite biológico, puede ser la causa de fenómenos todavía mal estudiados, cómo la de producir eventos volitivos (espacio – temporalmente únicos), cuyo estudio rebasa la teoría actual de la ciencia.