Aseguran haber encontrado el ‘eslabón perdido’ de la evolución humana

Eslabon_Perdido

Un equipo de científicos han presentado al mundo el esqueleto fosilizado de un mono con rasgos parecidos al de los actuales lémures de 47 millones de años de antigüedad que podría ser el eslabón perdido de la evolución humana. El fósil, al que han llamado Ida, ha sido presentado en en Nueva York.

El descubrimiento del 95% del esqueleto de un mono-lemur ha sido descrito por los expertos como “la octava maravilla del mundo”, y consideran que se ha completado la búsqueda de una conexión directa entre los humanos y el resto del reino animal que inició Charles Darwin hace 200 años con la Teoría de la Evolución.

Según ha expresado el investigador sir David Attenborough al canal de televisión Sky News, Darwin “se habría emocionado” de haber visto el fósil porque expresa lo que el ser humano es y de dónde procede.

El ‘eslabón perdido’Los investigadores han concluido que Ida no fue un simple lemur sino un lemur mono, porque se encuentra a caballo entre ambos grupos y además se sitúa en la cercana línea hacia los humanos.

Investigado en secreto

“Esta pequeña criatura va a enseñarnos nuestra conexión con el resto de los mamíferos. Es el único que nos conecta directamente con ellos”, ha añadido. “Ahora la gente puede decir, de acuerdo, somos primates, éste es el vínculo. Ese nexo que decían que estaba perdido ya no lo está más”.

El fósil de la mona Ida, de unos 53 centímetros de altura, ha sido investigado en secreto durante los últimos dos años por un equipo internacional de expertos en fósiles dirigido por el profesor del Museo de Historia Natural de Noruega, Jorn Hurum.

Después de ese tiempo fue trasladado a Nueva York bajo fuertes medidas de seguridad. A finales de mayo se exhibirá durante un día en el Museo de Historia Natural de Londres, antes de regresar a Oslo.

Ida tiene en vez de garras uñas como las de los seres humanos y sus pulgares opuestos, lo que la sitúa en el inicio de la raíz de la evolución humana cuando los primeros primates desarrollaron características que después eventualmente les harían convertirse en lo que hoy es el hombre.

Colgada en una pared por 20 años

Ida fue desenterrada por un cazador de fósiles aficionado hace unos 25 años en Messel Pit, un antiguo cráter volcánico cerca de Fráncfort. El coleccionista la limpió y la colocó en un poliéster de resina y la mantuvo colgada durante 20 años en la pared de su casa.

Según Sky News el propietario no tenía idea de la importancia única del fósil y simplemente lo contemplaba como a un cuadro. Sin embargo, en 2006, Ida llegó a las manos de un tratante privado, Thomas Perner, que se presentó con el fósil al profesor Hurum en la Feria anual de fósiles y de comercio de minerales de Hamburgo, Alemania.

Fue entonces cuando el tratante le pidió más de un millón de dólares por el fósil, diez veces más que la cantidad más alta pagada por un fósil en el mercado negro, según la cadena de noticias americana. Sin embargo, después de seis meses de negociaciones, el profesor logró recopilar el dinero en Noruega y se llevó a Ida a Oslo (Noruega). (AEP)

Hallan el cráneo de un niño deforme que sobrevivió hace 500.000 años en Atapuerca

craneo_ninoHace 530.000 años, en la Sierra de Atapuerca (Burgos), un grupo de ‘Homo heilderbergensis’, antepasados de los neandertales, cuidó de una niña (es lo más probable) que había nacido con una craneosinostosis, una grave deformación del cráneo, hasta su preadolescencia. El hallazgo del fósil de ese cráneo parece indicar que en aquellos lejanos tiempos prehistóricos los individuos diferentes no sólo no eran rechazados, como ocurrió más adelante en la Historia, sino que contaban con protección.

El resto humano fue recuperado, dividido en numerosos fragmentos, en la Sima de la Huesos en las campañas de 2001 y 2002. Tras reconstruirlo (hace unos meses se acabó de pegar la base del cráneo), los investigadores comprobaron que tenía una patología muy extraña, que consiste en un cierre prematuro de partes del cráneo en el primer año de vida.

En la actualidad, la craneosinostosis se opera cuando los huesos aún son blandos en el bebé. En caso de no intervenir, el afectado puede sufrir presión intercraneal, dado que el cerebro sigue creciendo, que podría afectar a su desarrollo cognitivo y tambien causar daños permanentes en el ojo o el oído.

El estudio de este Cráneo 14 revela que se trataba, más probablemente, de una niña de unos 10 años, preadolescente, es decir, no había alcanzado la madurez (su volumen creaneal era de 1.200 centímetros cúbicos).

La investigadora Ana Gracia, del Centro de Evolución y Comportamiento Humano de la Universidad Complutense y el Instituto de Salud Carlos III, explica que sufría una craneosinostosis simple lambdoidea, es decir que el lado izquierto estaba fusionado, lo que hizo que el derecho se desarrollara más y pareciera abultado y asimétrico.
Sociedad protectora

“Es una patología que se da en menos de seis casos de cada 200.000 nacimientos, asi que una rareza excepcional ahora y mucho más en aquella época. Por el estudio parece ser que la fusión ocurrió en el tercer trimestre de gestación por causas traumáticas, como un golpe. Probablemente desarrollaría la tortícolis para compensar su cabeza asimétrica”, explica Gracia.

Para el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga, codirector de las excavaciones en Atapuerca, donde trabaja en la Sima de los Huesos, “esta patología es la más importante hallada hasta ahora”. “Suelen ser escasas en el registro fósil, pero ésta, además, afecta al desarrollo estético de la persona. Hay que imaginar a un menor que tendría la cara deformada y, como sufría tambien tortículis, con la cabeza hacia un lado. Aunque no podemos saberlo, quizás sufriera también algún tipo de retraso mental”, añade.

Arsuaga recuerda que, entre los mamíferos es normal que las madres rechacen a las crías que no parecen viables pero en este caso se demuestra que entre los humanos, desde hace mucho, se saca adelanta a los niños atípicos. “Ello nos describe una sociedad protectora y que no discrimina porque su aspecto debía ser muy especial, asimétrico. Algunos colegas nos han dicho que este fósil nos presenta a una humanidad muy humana”, argumenta el paleontólogo.

El trabajo, publicado en la revista ‘Proceedings of National Academy of Science (PNAS)’, sin duda avivará las discusiones en torno al comportamiento de los primitivos del género Homo, sobre su sociabilidad y la protección a la infancia.

Los investigadores mencionan en su artículo el caso de un hospicio medieval, el del Hospital Sant James y Sant Mary de Chichester (Inglaterra), donde se ha encontrado un alto porcentaje de cráneos infantiles con este tipo de deformación, lo que indica que los humanos de aquella época sí abandonaban a estos niños, contrariamente a lo que hicieron sus remotos antepasados hace medio millón de años.

En la Sima de los Huesos, donde se excaba desde 1976, ya han aparecido restos fosilizados de 28 individuos de diferentes edades del Pleistoceno Medio. Son de la especie ‘Homo heilderbergensis’ y se cree que en aquel lugar hubo un enterramiento colectivo.

Confirmado: existe un gran agujero negro en el centro de la Vía Láctea

agujero_negro_sagitario
Un grupo de astrónomos alemanes, tras dieciséis años de intenso y meticuloso trabajo de observación , ha conseguido la prueba empírica de que, tal y como se sospechaba, el centro de la Vía Láctea, la galaxia en que vivimos, alberga un gigantesco agujero negro. Su nombre es «Sagitario A», tiene cuatro millones de veces la masa del Sol y se encuentra a 27.000 años luz de distancia de la Tierra. El trabajo, realizado en su mayor parte en el Observatorio Europeo del Sur, en Chile, se publica en la edición del Astrophysical Journal.

Armados con una paciencia admirable y con cálculos de una increíble precisión, el grupo liderado por Reinhard Genzel, del Instituto Max Planck para la Física Extraterrestre, ha observado durante dieciséis largos años las evoluciones de 28 jóvenes estrellas en una órbita muy cercana al centro de nuestra galaxia. Es la primera vez que se miden con tanta precisión y en tantas estrellas a la vez los movimientos orbitales de objetos en esa alejada y para nosotros inaccesible región de la Vía Láctea. Pero el resultado ha valido la pena, ya que revela datos desconocidos sobre la naturaleza de esa misteriosa región y del agujero negro supermasivo que hay en su interior.

«El centro de la galaxia es un laboratorio único en el que podemos estudiar los procesos que tienen lugar bajo condiciones de extrema gravedad, la dinámica de las estrellas y su formación con un nivel de detalle que nunca será posible desde nuestra posición en la galaxia», explica Genzel.

En efecto, las grandes y densas nubes de polvo interestelar que existen en la Vía Láctea impiden que desde la Tierra podamos observar directamente su región central. O por lo menos no podemos hacerlo en la longitud de onda de la luz visible. Por eso, los astrónomos recurren al infrarrojo, que puede penetrar a través de esas nubes y estudiar lo que hay al otro lado. «El centro de la galaxia alberga el agujero negro supermasivo más cercano a nosotros -afirma Stefan Gillessen, otro de los autores del estudio- Por eso es el mejor lugar para estudiar esos objetos con detalle».

Como hojas al viento

El equipo de astrónomos seleccionó 28 estrellas de esa región y las estudió al detalle para averiguar sus pautas de movimiento alrededor de «Sagitario A». Y se encontraron que, como las hojas al viento, esas estrellas son vapuleadas y arrastradas por las fuerzas del centro galáctico. Lo que hace que sus órbitas sean aleatorias y se asemejen «al vuelo de un enjambre de abejas».

El conjunto de esas observaciones puede ser usado para inferir propiedades como su masa o su distancia de nosotros. «No cabe duda -explica Genzel- de que el aspecto más espectacular de la investigación es el haber conseguido la mejor prueba empírica de que ese gran agujero negro supermasivo realmente existe. (J. M. Nieves / España)

La NASA confirma la existencia de un lago líquido en luna de Saturno

Los científicos de la NASA han concluido que, al menos, uno de los lagos más grandes observados en Titán, la mayor luna de Saturno, contiene hidrocarburos líquidos y han identificado positivamente la presencia de etano.

Este hecho convierte a Titán en el único cuerpo de nuestro Sistema Solar, además de la Tierra, que alberga la presencia de líquidos en su superficie. Los científicos han hecho este descubrimiento usando datos de un instrumento a bordo de la sonda espacial Cassini.

El instrumento identificó diferentes materiales químicos basados en la manera de absorción y reflexión de luz infrarroja. Anteriormente a los datos de Cassini, los científicos pensaban que Titán podría tener océanos globales de metano, etano y otros hidrocarburos ligeros.

Más de 40 sobrevuelos cercanos realizados por Cassini a Titán no muestran la existencia de tales océanos globales, pero sí la presencia de cientos de formaciones oscuras parecidas a lagos.

Hasta ahora, no se sabía si estas formaciones eran líquidas o simplemente se trataba de materiales sólidos.

En la víspera, la Nasa también informó que la sonda espacial Phoenix ha encontrado pruebas concluyentes de la presencia de agua congelada a poco menos de seis centímetros de profundidad bajo la superficie de Marte.

“Nuestro equipo científico está totalmente convencido de que se trata de agua”, aseguró Peter Smith, el principal investigador de la misión, dirigida por la Universidad de Arizona. (GCO)

Historia sobre misterioso castigo de Tutankamón

tutankamon06.jpg

Cuando Howard Carter y lord Carnarvon abrieron la tumba de Tutankamón se provocaron una serie de sucesos misteriosos. Varias personas relacionadas con el descubrimiento murieron de forma violenta o poco habitual, víctimas, según la leyenda, de la maldición del faraón.

Los siniestros presagios tuvieron su origen en relatos no confirmadas acerca de una cadena escalofriante de acontecimientos que comenzaron el día mismo en que los dos arqueólogos y su equipo cruzaron por vez primera el umbral de la tumba, en noviembre de 1922. Se dice que cuando el último hombre volvió a la superficie se levantó una tormenta de arena, particularmente intensa a la entrada de la cueva. Seguidamente un halcón, emblema real del antiguo Egipto, sobrevoló la tumba y se dirigió hacia el oeste, hacia el misterioso “otro mundo” de las creencias egipcias.

El espíritu del faraón muerto, decían las gentes supersticiosas, había dejado caer su maldición sobre quienes violaron su tumba.

Cinco meses más tarde, lord Carnarvon, que entonces tenía 57 años de edad, recibió una picadura de mosquito en la mejilla izquierda. La picadura se le infectó y, debilitado por una septicemia, enfermó de neumonía. A la 1,55 de la madrugada falleció en un Hotel de El Cairo, y en aquel instante se apagaron todas las luces de la ciudad. Simultáneamente, en Inglaterra, en su mansión de Hampshire, su perro aulló… y murió.

Quizá lo más extraño de todo fue que, al examinar la momia de Tutankamón, los médicos hallaron una depresión en forma de cicatriz sobre la mejilla izquierda, en correspondencia con la picadura de Carnarvon.

Durante los meses siguientes de 1923 se atribuyó a la misma maldición las muertes de otras personas que visitaron la tumba.

Aubrey Herbert, hermanastro de Carnarvon, murió de peritonitis. Alí Farmy Bey, príncipe egipcio cuya familia decía descender de los faraones, fue asesinado en un hotel de Londres, y su hermano se suicidó. George Jay Gould, magnate de los ferrocarriles en los Estados Unidos, murió de neumonía después de haberse resfriado en su visita a la tumba, y el millonario sudafricano Wooll Joel murió de una caída.

Richard Bethell, que ayudó a Carter a clasificar el tesoro, murió a los 49 años de edad, al parecer por suicidio. Meses después, en febrero de 1930, su padre, lord Westbury, se quitó la vida en Londres, al arrojarse por la ventana de su habitación. En su dormitorio tenía un jarrón de alabastro procedente del sepulcro de Tutankamón.

Durante los años que siguieron al descubrimiento de la tumba en 1922, más de una docena de personas, que de algún modo estuvieron relacionadas con ella, murieron de forma natural.

Pero hubo un hombre que jamás dio crédito a la legendaria maldición de los faraones, precisamente quien hubiera tenido más motivos para temerle. Fue Howard Carter, que murió en marzo de 1939 por causas naturales.

Sin embargo, cuando el gobierno egipcio acordó enviar los tesoros de Tutankamón a una exposición, organizada en Paris en 1966, Mohammed Ibraham, director de Antigüedades, soñó que se vería amenazado por males terribles si permitía que salieran del país. Luchó tenazmente contra la decisión, pero tuvo que acceder en el último encuentro en El Cairo ante las autoridades correspondientes. Cuando salía de la reunión fue arrollado por un automóvil y murió dos días después.

¿Duendes en Iquique y el Tamarugal?

Ser Elemental

Durante estos últimos cuatro años, en Iquique, Alto Hospicio, Pozo Almonte y Pica, se han estado recogiendo testimonios de diversos casos, con respecto a la manifestación y/o presencia de algunos Duendes en sus casas, negocios o locales en general, lo que ha despertado interés y a la vez temor frente a lo desconocido.

Es así, que deben saber que los Duendes, son habitantes mágicos de este mundo, pertenecen a la categoría de Seres Elementales de la Naturaleza, y aunque son difíciles de poder ver, son muchos los testigos que dan fé de su existencia.

La palabra Duende es utilizada la mayor parte de las veces para designar a los duendes domésticos. El diccionario dice que procede de una contracción de los términos “Duende de casa” o “Dueño de casa”.

Primero, debe saberse que cada uno de ellos tiene una función, dependiendo de su naturaleza, aunque por lo general se dedican a cuidar de las plantas, los árboles y la naturaleza. No es fácil poderlos ver puesto que se alejan de los seres humanos, por nuestra frecuencia vibratoria que es demasiado intensa para poderse manifestar.

Los seres elementales se dividen en cuatro grupos divididos en elementales del fuego, del agua, del aire y de la tierra, al que pertenecen precisamente los Duendes, y por lo general los mas conocidos en el mundo.

Mucha gente los esta viendo, especialmente desde el año 2006, y aunque siempre queda un halo de misterio con respecto a su aparición, debemos saber que especialmente Iquique es una ciudad que tiene cierta magia que está habitada por seres elementales en diferentes espacios. Entendamos que por tradición son los primeros protagonistas de los cuentos y tradiciones populares, mostrándoseles traviesos, buenos y malos, que intervienen en la vida de los humanos con sus pesadas bromas, sus presencias misteriosas que provocan un temor indescriptible, famosos conocedores de tesoros ocultos y de encantamientos mágicos.

De acuerdo a la mitología nórdica se establece que los Elfos eran el conjunto de todos los seres fantásticos que poblaban esas frías tierras en Inglaterra. En los países mediterráneos e hispanos se les llama Duendes o Gnomos, pero al final vienen a ser los mismos seres que desarrollan diferentes funciones. En Irlanda se dice que los Duendes tienen la capacidad de caminar sobre el arcoiris hasta llegar a su pueblo, donde tienen una olla grande donde guardan monedas y joyas.

Para comunicarse con este tipo de seres, las personas deben amar a todo lo que les rodea, por eso muchos de ellos conviven y sirven con agrado a los humanos. Tienen la virtud de aparecer como mejor les parezca, puede ser semejante a la naturaleza, ya sea en forma de piedra, árbol, un animal, una planta y también con apariencia humana.

Ser ElementalPara mayor información, deben saber que los Duendes se clasifican en:

Duendes dormitorios: Pertenecen a una extraña familia de duendes agresivos e individualistas, viven en los rincones oscuros de los dormitorios, provocan pesadillas y eligen como víctimas a las mujeres y niños que deseen. Poseen un talento especial para la maldad, tienen un aspecto muy horrible.

Diablillos familiares: Algunos tienen aspecto de diablo y no están ligados a una casa, sino a una persona a la que ayudan y convierten en su dueño, se encuentran vinculados a la brujería.

Duendes de penumbra: Son los más numerosos y se les encuentra en los árboles, arroyos o estanques, son muy precavidos y se protegen de las ingerencias de los extraños. Su presencia es desagradable, porque se les relaciona con el mundo de los muertos.

Duendes de luz: Dominan el cambio de apariencia, poseen una imagen transparente y tonalidades azules, poseen la habilidad de desplazarse por el fuego.

Espacialmente en nuestra Region, existen estos seres y son muy populares, pero pocas veces las personas tienen el interés de entregar sus testimonios, considerándolos parte de sus vidas o cotidianeidad. Se comentan por ejemplo que en el centro de nuestra ciudad, en las casa más antiguas de 1800, estos seres elementales suelen ser demasiado rápidos y se esconden con facilidad, porque no les agrada que otras personas los busquen para entorpecer sus planes.

Un testigo asegura, que en horas de la madrugada, despertó para preparase e ir a trabajar, y a lo lejos en su habitación pudo observar a un niño de mas o menos 50 centímetros, de piel oscura, cuerpo robustecido que se estaba paseando, cuando este ser se percato de que había sido visto, se esfumo a la vista de él sin dejar rastros de su presencia. Después del incidente estuvo durante días muy asustado, hasta que tuvo que ser atendido para sacarle “el mal de ojo”.

Es importante señalar, que los Duendes se presentan o aparecen a las personas frágiles de espíritu, por ello, existen historias que refieren que los niños muy pequeños pueden ser raptados por los duendecillos, quienes se los llevan y se los comen, porque no son muy amantes del sexo masculino. Con las niñas sucede lo contrario, porque sienten una atracción especial y las buscan para llevárselas y luego hacerlas sus esposas.

Otro de los testimonios esta ligado a una vivienda cercana a Tarapaca, en la que un niño recibe reprimendas por parte de uno de estos seres, tanto que el niño no se siente bien, y en algunos momentos hasta siente temor quedarse solo, porque lo puede ver y sentir sus agresiones, sus familiares han manifestado mucha preocupación por este hecho, y han recurrido a la asistencia espiritual.

Y en el sector sur, al lado de un árbol semiseco, cinco niños de entre 2 y 5 años fueron testigos, de la presencia de un Duende que salía debajo del árbol, y le mostraba una moneda de oro a la niña del grupo y la invitaba para que ingresara al árbol, los demás niños la detuvieron y el Duende desapareció. Actualmente la niña se encuentra impresionada por lo vivido, y prefiere no acercarse a ningún árbol.

Estas situaciones descritas y otros testimonios en el orbe, finalmente nos permiten tener una certeza de la existencia de estos diminutos personajes, que en algunas oportunidades también han sido fotografiados.

Paracelso y muchos otros que estudiaron el tema de los seres elementales, aseguran que el planeta está habitado de estos seres, cuya existencia como cuerpo físico es de algunos años, para luego pasar a una existencia como cuerpos astrales, durante largas décadas.