ESCORPIO – (CORAZÓN SALVAJE)

Escorpion23 de octubre al 21 de noviembre

Si ya conoces algún Escorpio sabrás por experiencia que con ellos no valen las medias tintas. Son personas muy emocionales, supersensibles y, sobre todo, muy ardientes.

Por suaves y dulces (o salvajes) que parezcan, puedes estar seguro de que eso no es más que su cara exterior. Rascando un poco la superficie, encontrarás en su interior toda la pasión y la intensidad que puedas imaginar.

Jamás se dejarán controlar por nadie. Para ellos, eso es casi una cuestión de vida o muerte. Por tanto, no se les puede conquistar abiertamente, pero sí que se les puede tentar de forma que uno se haga irresistible para ellos. Y eso puede ser bastante sencillo, al menos en teoría. No hay nada más que mantener una atmósfera de misterio, a ser posible con un toque de peligro, y adoptar una actitud de inconquistable. Se volverán hacia ti como si llevaran un radar que detecte el misterio. El peligro, el misterio, son emociones que les atraen como un imán.

Pero cuidado, no basta con aparentarlo, también hay que hacérselo creer a ellos. Escorpio es un signo muy inteligente y enseguida se dará cuenta si alguien trata de manipularlo o engañarlo. Al igual que les atrae el misterio, desprecian la torpeza, y no son muy tolerantes que digamos con los fallos ajenos.

Son muy intensos y la pasión los devora llevándoles a buscar cada vez más y más fuertes sensaciones. Son sexualmente intensos y apasionados. El sexo es su principal vía de escape de todo lo que llevan dentro; es su quinta esencia por excelencia. El sexo les encanta, parece haber sido inventado por y para ellos, y lo disfrutan intensamente.

Les gustará todo lo que sea extremo, y en raras ocasiones se conformarán con una vida sexual convencional y poco innovadora, sino que más bien tenderán a explorar todas las posibilidades que el sexo les ofrece.

Además, para ellos es fundamental sentir que tienen el control de todo lo que ocurre en su vida, y sobre todo, les gusta controlar en la cama. Preferirán ser ellos los que sugieran los juegos, o al menos, conservar el papel dominante o una postura que les permita decidir el ritmo y controlar las sensaciones de su pareja.

No les gustan las cosas fáciles. Prefieren que se les ofrezca algo de resistencia por que así pueden disfrutar del placer de la conquista. Cuanto más difícil, mejor. Eso hace que valoren el triunfo. Si se les dan las cosas demasiado hechas perderán el interés y responderán a tus avances con indiferencia.

Tienen un estricto sentido de la lealtad, especialmente en cuanto a los sentimientos. Para los Escorpio, la fidelidad significa apoyo total hasta la muerte y quien ataca a su pareja les ataca a ellos. Cuando entregan su corazón a alguien lo hacen con la misma intensidad y sentido de lo absoluto con que hacen cualquier otra cosa.

Son vanidosos y a veces egocéntricos lo que puede hacerles ser también obsesivamente posesivos con su pareja, por lo que difícilmente tolerarán que hable demasiado con miembros atractivos del sexo opuesto sin provocar una peligrosa escena de celos…. pero siempre en privado, nunca en público, y sólo muy raramente perderá el control hasta el punto de empezar una discusión a gritos.

Anuncios

LIBRA – (PASIÓN CON CABEZA)

Libra23 de septiembre al 22 de octubre

Si alguna vez has encontrado a alguien en una reunión simpático, alegre, educado, que no te pareció especialmente atractivo hasta que sonrió, y entonces, por algún tipo de magia de las luces, se transformó en un ser especial, radiante, entonces ese era un Libra.

En general, tienen un trato afectivo y amable, que te hace sentir a gusto y relajado, y un atractivo especial para el sexo opuesto, que ellos saben explotar muy bien.

Tienden a elegir parejas por su atractivo físico, más que por otras cualidades. Una pareja de cuerpo escultural, de trato educado y modales elegantes, que les lleve a un restaurante caro y lujoso, tiene todas las papeletas para conquistarles.

Sin embargo, los Libra tienen un problema a la hora de elegir a su pareja, y es que les cuesta muchísimo decidirse. Sopesan una y otra vez todas las posibilidades… ¡y todas las parejas posibles!. Sin embargo, cuando toman una decisión, ésta es totalmente irrevocable; su pareja ya puede ir eligiendo el color de los azulejos del baño, porque si un Libra decide que tú eres su pareja ideal, se dedicará a conquistarte con todas las armas a su alcance, que son muchas. Tienen un encanto irresistible contra el que simplemente no hay escapatoria posible.

Esta indecisión que los caracteriza puede ser bastante irritante en la cama para signos más directos, porque Libra se dedicará a explorar una u otra posibilidad, esta postura o aquella otra, sin que parezca que ese baile de posibilidades se vaya a acabar nunca, ni a dar paso a algo más concreto. Sin embargo, si tienes paciencia y te olvidas de las prisas, Libra se asegurará de que, a pesar de todo, no te quedes jamás insatisfecho.

En general, tienden a evitar las confrontaciones y los conflictos de cualquier tipo. Si algo les desagrada, simplemente lo evitan o lo ignoran, sin brusquedad. La diplomacia es para ellos una forma de vida. Sin embargo, esto puede también llevarles a ser bastante egoístas. En el fondo siempre piensan en salirse con la suya a costa de lo que sea o de quien sea, y no son capaces de comprender que si alguien está casado o tiene un compromiso anterior con otra persona, no puede irse a la cama con ellos. Simplemente ignoran esto y se lanzan de cabeza a la conquista.

Y lo mismo ocurre con sus propios compromisos. Los Libra no nacieron para ser fieles. Y por extraño que parezca, suelen tener pocos problemas por esto, ya que en último extremo, echan mano de su encanto, que deja embelesado a quien antes los odiaba, y salen bien librados.

En su sexualidad, jamás toleran los malos modales ni la vulgaridad. Siempre se comportan con su pareja con un trato exquisito, con una elegancia y educación que compensa con creces la falta de una pasión salvaje y arrolladora. Aunque esa falta de pasión salvaje no les impide ser una excelente pareja sexual.

Libra entiende el sexo como un arte, y como artista que es, lo practicará hasta dominarlo a la perfección, con innovaciones y muchísima sensualidad. Se dedica al cuerpo de su pareja como otros a la pintura, y cada acto sexual será para ellos una obra completa y perfecta en sí misma. No importa el esfuerzo que les suponga; modelan el cuerpo como si fuera arcilla para arrancar de él toda la pasión y sentimiento que ellos llevan en su interior.

En el acto sexual suelen ser muy creativos. El sexo con ellos es una cuestión más afectiva que sensual, pero por encima de todo, debe ser algo estético y muy armónico.

VIRGO – (ERÓTICAMENTE IMAGINATIVOS)

Virgo23 de agosto al 22 de septiembre

En la vida sexual, son muy imaginativos, lo que les resta gran parte de su naturalidad y espontaneidad. En general, en su vida amorosa piensan demasiado. No esperes que se lancen sobre ti para arrancarte la ropa a mordiscos y ponerte sobre la mesa, pero sí son muy serviciales, por lo que hacer alcanzar a su pareja nuevas cotas de placer será para ellos una prioridad. Te desnudarán lentamente y paso a paso, pero ellos mismos se mostrarán algo tímidos cuando les toque el turno de hacerlo, así que quizá tengas que ofrecerles una pequeña ayuda por tu parte.

A la hora de ligar, eligen cuidadosamente a su futura pareja, planean sus tácticas al detalle, y sutilmente inician una primera maniobra de aproximación. Como pareja preferirán personas que sean ordenadas, prácticas y serviciales. No buscan a nadie especialmente llamativo, sino más bien corriente, que les quiera, les sea fiel y que sea decente. Aunque más que elegir, lo que hacen es dejarse elegir por otros.

En general son bastante tímidos, así que muy pocas veces serán ellos los que se acerquen directamente al sexo opuesto. Prefieren ser conquistados a conquistar, pero un acercamiento demasiado brusco puede asustarlos y echar a perder cualquier oportunidad con ellos.

Si consigues atravesar las fuertes defensas que levantan alrededor de su corazoncito, la mejor baza para atraerlos puede residir en adoptar un aire de reserva e indiferencia.

Para ligar, en las pocas ocasiones en que se deciden a hacerlo, suelen usar siempre la misma técnica, preferiblemente una que ya hayan utilizado antes, por que si ya les sirvió una vez, para que van a pensar en otra. Y a veces también lo aplican al arte amatorio. Si una vez ya funcionó, seguro que también lo hace la siguiente.

No son muy demostrativos de sus sentimientos, aunque en la cama pueden ser increíblemente cariñosos y dulces, además de sensibles, pero lo que no son es ser especialmente románticos. Cuando se enamoran, no pierden nunca la cabeza. La efusividad y la expresividad de sus sentimientos la reemplazan por aprecio, intereses comunes, y tranquilidad en el hogar.

A veces pueden pecar de criticones, y esto puede convertirse en un verdadero riesgo en la cama, ya que estudian centímetro a centímetro el cuerpo de su pareja, lo analizan, lo clasifican y lo puntúan del uno al diez. Y no sueñes siquiera con que se vayan a callar los resultados poco agradables, sino todo lo contrario. Te los dirán a la cara sin ningún remordimiento. Ni siquiera haciendo el amor pueden dejar a un lado su naturaleza analítica y algo criticona.

En el amor son tan meticulosos y analíticos como en todo lo demás. A veces se les ha considerado algo fríos sexualmente, pero esto no es del todo cierto. Lo que ocurre es que cuando se sienten excitados, pasan más tiempo analizando la situación que viviéndola, y para cuando quieren lanzarse a la acción, ya se les han pasado las ganas. No es nada fácil hacer el amor con el cerebro, y eso es lo que ellos siempre intentan.

LEO – (UN TOQUE DE GLAMOUR)

Leo23 de julio al 22 de agosto

Los nacidos bajo el signo de Leo no suelen ser personas que pasen fácilmente desapercibidas. Suelen ser el centro de la atención y esto les encanta.

Les gusta sentirse el centro de las cosas, creer que todo gira a su alrededor, así que si quieres llamar su atención será mejor que empieces a cultivar tus habilidades oratorias, especialmente, tu capacidad para el halago. Sin embargo, no olvidéis nunca que los Leo no han nacido para ser conquistados, sino más bien para ser ellos los conquistadores, y sobre todo, no olvidéis que son ellos los que eligen, siempre, jamás son elegidos por otros. Uno puede únicamente tratar de llamar su atención e intentar hacerse digno de la posición de consorte que ellos otorgan a su pareja.

Es probable que traten de impresionarte con regalos caros -les gusta el lujo y las cosas de valor-, o tratando de hacer cosas llamativas que acaparen su atención. Los Leo saben que son diferentes al resto; en realidad, su orgullo los hace a veces sentirse superiores a los que los rodean, y a su pareja le exigen que se haga digno de ellos y de su posición. La vida según Leo debería desarrollarse como en una película en la que ellos son los protagonistas. En ellos todo es grandeza, nobles sentimientos y afán de protección hacia sus seres queridos.

Con su pareja son muy sinceros y por tanto esperan de ellos la misma sinceridad. También suelen ser fieles, por lo que esperarán de su pareja una fidelidad a prueba de bomba, que implique incluso un apoyo incondicional al cien por cien sea cual sea la situación.

No toleran ningún tipo de humillación, y buscan parejas de las que se puedan sentir orgullosos, que sean dignas de estar a su lado. Ya que se consideran a sí mismos por encima de la media, su pareja también deberá estarlo, ya sea por su elegancia, su inteligencia, o alguna otra cualidad, y mejor aún si ésta cualidad es bien visible.

Como amantes son atentos y cariñosos, capaces de desarrollar una enorme capacidad de amar; por algo se dice que los Leo son todo corazón y totalmente incapaces de engaño alguno. Prefieren tener el control durante el sexo, estar encima o por lo menos dirigir las maniobras explicando a su pareja lo que debe hacer. Su postura preferida será cualquiera en la que su pareja quede a merced de todos sus caprichos, pero les volverá locos también conducir y orientar a su pareja para que sepan exactamente lo que deben hacer con su cuerpo y lo que les van a ofrecer a cambio.

Jamás te atrevas a hacer ningún tipo de crítica sobre su forma de hacer el amor. Si ya es difícil que soporten cualquier tipo de crítica en la vida cotidiana, por más bien intencionada y constructiva que sea, en la cama simplemente no lo van a tolerar. Este es uno de sus puntos sensibles; tienen siempre miedo de no ser lo bastante sexuales para su pareja y lo que más les preocupa es la opinión de su amante respecto a ellos. En cambio, y por el mismo motivo, los halagos son capaces de obrar maravillas sobre ellos.

Hazles creer que son unos magos bajo las sábanas, y se dedicarán a demostrarte cada vez que tienes toda la razón, y hasta intentarán convencerte de que te has quedado corto en tus halagos. Claro que tu problema será convencerlos para que te lo demuestren con hechos y no con palabras. Pero ya sabes que eso no es difícil, unos cuantos comentarios sobre su excelente técnica sexual, y el milagro se producirá.

.