Despertaron almas de los obreros masacrados en Santa María de Iquique

Escuela Santa Mar�a de Iquique

Este viernes, las almas de los obreros que murieron en una cruel masacre hace cien años, el 21 de diciembre de 1907, se hicieron presentes en la ciudad de Iquique, mostrando diversas manifestaciones paranormales, especialmente en los alrededores donde se dieron los sanguinarios hechos, así, lo manifestaron muchos de los moradores del lugar, quienes desde las primeras horas de la mañana sintieron el ambiente enrarecido.

La presencia fue mayor en el Colegio Santa María de Iquique, las instalaciones del actual Mercado Centenario -donde antiguamente estuvo ubicada la Plaza Montt-, y unas siete cuadras a la redonda, donde las personas que poseen una frecuencia de sensibilidad espiritual mayor o hipersensibilidad, sintieron el dolor y la desesperación de quienes murieron.

Testigos afirman que en la Calle Barros Arana, a las 08:00 horas, se presentó un fuerte viento helado que atravesaba la piel, y en las casas se empezó a sentir un miedo misterioso, dando clara señal de la presencia de entes.

Frente al Mercado Centenario, en un establecimiento de comercio alimenticios, el guardián sostuvo que durante la madrugada empezó a sentir ruidos y pasos fuertes (al parecer pisadas militares), mientras que su nieto de 10 años aseguró haber oído y visto figuras fantasmales mostrándose ante él una con forma de anciana, y otro niño de 12 años aseguró ver sombras en la calle.

Durante el día, el ambiente de la Escuela de Santa María (especialmente donde esta ubicado el monolito) estuvo tenso, disminuyendo cuando comenzaron a llegar personas al promediar las 14:30 horas, quienes estarían presentes en el homenaje que se le rendiría a los caídos en el lugar a las 15:45 horas.

Una testigo afirmó que el lugar, a pesar del intenso calor que reinaba en la ciudad, se puso en un momento helado, “me daba la sensación de estar dentro de una película de terror, pero no dije nada para no asustar a mi hija”.

En las instalaciones de una librería cercana al lugar, en horas de la mañana comenzaron a sentirse ruidos cada vez más fuertes, como si tocaran la puerta fuertemente para entrar, y después el sonido de un tambor a lo lejos, esta testigo no espero mucho tiempo, cerró la puerta y se fue a las 12:30 horas a su casa, no retorno al trabajo en horas de la tarde, hasta el día de hoy.

Trabajadores del Mercado señalaron que durante todo el día de ayer, muchos de ellos de manera peculiar, estuvieron discutiendo por cualquier motivo, hasta una vendedora de jugos aseguró que ella nunca había discutido con su madre de 86 años, pero por poco y la agrede sin razón aparente, sólo sentía rabia, ira y quería agredir a cualquiera que se acercase a su lado.

Al promediar la medianoche, entre las calles Sargento Aldea y Vivar, un grupo de evangélicos se acercaron al llamado de los vecinos del lugar, e iniciaron una cadena de oración por el alma de quienes fallecieron, mientras que en otros lugares se formaron oradores de María y Jesús. Lo que al parecer fue calmando paulatinamente la actividad paranormal.

Debo señalar como especialistas, que este Fenómeno muy peculiar en presentarse en una ciudad, se debe haber suscitado debido a que durante la semana, se inició la Conmemoración a la masacre de los obreros salitreros en la Escuela de Santa María, lo que abrió el portal y les dio la oportunidad a las almas que murieron trágicamente para estar presentes, y tratar de manifestarse abiertamente, ya que su muerte fue intespectiva y sin sentido, aseguran los historiadores.

Con todo lo descrito, no se puede dudar de que los obreros salitreros de Santa María estuvieron presentes, lo que nos queda a nosotros es durante este tiempo, continuar elevando una oración por cada uno de ellos, por su descanso y porque su lucha y posterior muerte no halla sido en vano.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: