La Telepatía

Uso de la Telepata

La telepatía presenta la percepción de un contenido mental a través de otro contenido mental, se manifiesta simultáneamente incluso más allá del espacio, y no tiene casi nunca salvo raras excepciones la posibilidad de transmitirse en el tiempo, aunque a veces puede existir cierto periodo de latencia, por lo que el mensaje captado llega a su destino algunos minutos después del momento de la transmisión.

El fenómeno telepático puede tener lugar en estado de vigilia, de sueño, de hipnosis o de trance y puede darse espontáneamente de forma experimental.

En efecto la Telepatía, es prácticamente la facultad de comunicarse dos seres vivos a través del uso de la propia mente y no de la palabra, es decir: representa la posibilidad de dar a conocer o entrar en conocimiento de pensamientos o acciones sin pasar por los sentidos conocidos, es decir sin la mediación del razonamiento lógico, deductivo o intuitivo, y naturalmente sin otros medios de comunicación o artificios.

Se cree posible que este fenómeno pueda extenderse más allá de la simple comunicación entre seres vivos, como sucede en los trances individuales, obsesiones espiritistas o bien en la recepción de mensajes transcendentales mediante la hipnosis .

El trance o el trance lúcido es cuando el fenómeno de la telepatía se produce espontáneamente y se manifiesta de distintas formas como sensaciones vagas e indistintas, a veces poco agradables que pueden producir malestar, sensaciones menos vagas que pueden hacer pensar en una o varias personas y rayan en hechos que les afectan y percepciones más claras de detalles que se refieren a una o varias personas.

Estos hechos afectan a veces y pueden vivirse de forma simbólica y el inconsciente puede rechazar la percepción de las percepciones fuera de la realidad en un estado que puede parecerse a la alucinación de experiencias que se refieren a personas y/o hechos y que les afectan estas experiencias y las viven como si fueran propias, a veces de forma fotográfica, es decir con riqueza de visión, detalles como puede suceder sobre todo en los sueños telepáticos, percepciones fuera de uno mismo telepáticas hasta alcanzar la bilocación o la clarividencia viajera, a veces incluso de un sueño hipnótico, o de médium de experiencias que se refieren como los demás casos a personas o ha hechos que les afectan.

Todas estas posibilidades espontáneas pueden reproducirse con la fuerza de la voluntad aunque esta posibilidad es muy compleja y difícil de realizar, pero quien desee experimentar en este sentido podrá utilizar las facultades obtenidas precisamente para la aplicación de la magia.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: