¿Duendes en Iquique y el Tamarugal?

Ser Elemental

Durante estos últimos cuatro años, en Iquique, Alto Hospicio, Pozo Almonte y Pica, se han estado recogiendo testimonios de diversos casos, con respecto a la manifestación y/o presencia de algunos Duendes en sus casas, negocios o locales en general, lo que ha despertado interés y a la vez temor frente a lo desconocido.

Es así, que deben saber que los Duendes, son habitantes mágicos de este mundo, pertenecen a la categoría de Seres Elementales de la Naturaleza, y aunque son difíciles de poder ver, son muchos los testigos que dan fé de su existencia.

La palabra Duende es utilizada la mayor parte de las veces para designar a los duendes domésticos. El diccionario dice que procede de una contracción de los términos “Duende de casa” o “Dueño de casa”.

Primero, debe saberse que cada uno de ellos tiene una función, dependiendo de su naturaleza, aunque por lo general se dedican a cuidar de las plantas, los árboles y la naturaleza. No es fácil poderlos ver puesto que se alejan de los seres humanos, por nuestra frecuencia vibratoria que es demasiado intensa para poderse manifestar.

Los seres elementales se dividen en cuatro grupos divididos en elementales del fuego, del agua, del aire y de la tierra, al que pertenecen precisamente los Duendes, y por lo general los mas conocidos en el mundo.

Mucha gente los esta viendo, especialmente desde el año 2006, y aunque siempre queda un halo de misterio con respecto a su aparición, debemos saber que especialmente Iquique es una ciudad que tiene cierta magia que está habitada por seres elementales en diferentes espacios. Entendamos que por tradición son los primeros protagonistas de los cuentos y tradiciones populares, mostrándoseles traviesos, buenos y malos, que intervienen en la vida de los humanos con sus pesadas bromas, sus presencias misteriosas que provocan un temor indescriptible, famosos conocedores de tesoros ocultos y de encantamientos mágicos.

De acuerdo a la mitología nórdica se establece que los Elfos eran el conjunto de todos los seres fantásticos que poblaban esas frías tierras en Inglaterra. En los países mediterráneos e hispanos se les llama Duendes o Gnomos, pero al final vienen a ser los mismos seres que desarrollan diferentes funciones. En Irlanda se dice que los Duendes tienen la capacidad de caminar sobre el arcoiris hasta llegar a su pueblo, donde tienen una olla grande donde guardan monedas y joyas.

Para comunicarse con este tipo de seres, las personas deben amar a todo lo que les rodea, por eso muchos de ellos conviven y sirven con agrado a los humanos. Tienen la virtud de aparecer como mejor les parezca, puede ser semejante a la naturaleza, ya sea en forma de piedra, árbol, un animal, una planta y también con apariencia humana.

Ser ElementalPara mayor información, deben saber que los Duendes se clasifican en:

Duendes dormitorios: Pertenecen a una extraña familia de duendes agresivos e individualistas, viven en los rincones oscuros de los dormitorios, provocan pesadillas y eligen como víctimas a las mujeres y niños que deseen. Poseen un talento especial para la maldad, tienen un aspecto muy horrible.

Diablillos familiares: Algunos tienen aspecto de diablo y no están ligados a una casa, sino a una persona a la que ayudan y convierten en su dueño, se encuentran vinculados a la brujería.

Duendes de penumbra: Son los más numerosos y se les encuentra en los árboles, arroyos o estanques, son muy precavidos y se protegen de las ingerencias de los extraños. Su presencia es desagradable, porque se les relaciona con el mundo de los muertos.

Duendes de luz: Dominan el cambio de apariencia, poseen una imagen transparente y tonalidades azules, poseen la habilidad de desplazarse por el fuego.

Espacialmente en nuestra Region, existen estos seres y son muy populares, pero pocas veces las personas tienen el interés de entregar sus testimonios, considerándolos parte de sus vidas o cotidianeidad. Se comentan por ejemplo que en el centro de nuestra ciudad, en las casa más antiguas de 1800, estos seres elementales suelen ser demasiado rápidos y se esconden con facilidad, porque no les agrada que otras personas los busquen para entorpecer sus planes.

Un testigo asegura, que en horas de la madrugada, despertó para preparase e ir a trabajar, y a lo lejos en su habitación pudo observar a un niño de mas o menos 50 centímetros, de piel oscura, cuerpo robustecido que se estaba paseando, cuando este ser se percato de que había sido visto, se esfumo a la vista de él sin dejar rastros de su presencia. Después del incidente estuvo durante días muy asustado, hasta que tuvo que ser atendido para sacarle “el mal de ojo”.

Es importante señalar, que los Duendes se presentan o aparecen a las personas frágiles de espíritu, por ello, existen historias que refieren que los niños muy pequeños pueden ser raptados por los duendecillos, quienes se los llevan y se los comen, porque no son muy amantes del sexo masculino. Con las niñas sucede lo contrario, porque sienten una atracción especial y las buscan para llevárselas y luego hacerlas sus esposas.

Otro de los testimonios esta ligado a una vivienda cercana a Tarapaca, en la que un niño recibe reprimendas por parte de uno de estos seres, tanto que el niño no se siente bien, y en algunos momentos hasta siente temor quedarse solo, porque lo puede ver y sentir sus agresiones, sus familiares han manifestado mucha preocupación por este hecho, y han recurrido a la asistencia espiritual.

Y en el sector sur, al lado de un árbol semiseco, cinco niños de entre 2 y 5 años fueron testigos, de la presencia de un Duende que salía debajo del árbol, y le mostraba una moneda de oro a la niña del grupo y la invitaba para que ingresara al árbol, los demás niños la detuvieron y el Duende desapareció. Actualmente la niña se encuentra impresionada por lo vivido, y prefiere no acercarse a ningún árbol.

Estas situaciones descritas y otros testimonios en el orbe, finalmente nos permiten tener una certeza de la existencia de estos diminutos personajes, que en algunas oportunidades también han sido fotografiados.

Paracelso y muchos otros que estudiaron el tema de los seres elementales, aseguran que el planeta está habitado de estos seres, cuya existencia como cuerpo físico es de algunos años, para luego pasar a una existencia como cuerpos astrales, durante largas décadas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: