LEO (24 de Julio a 23 de Agosto)

Signo Zodiacal

Este niño será muy alegre y juguetón. Tendrá la facilidad de sobresalir y siempre se dará cuenta de ello. Le encantará llamar la atención y lo conseguirá a las buenas o a las malas. Es la clase de niño que necesita continuamente aplausos y reconocimientos por sus actos. Su orgullo se puede ver herido con facilidad por las críticas y desaprobaciones y en vez de inhibirse, actuará con más terquedad, desobedeciendo y haciendo algo mal a propósito.

A veces tendrá la costumbre de ser mandón con sus amiguit@s y hay que enseñarle que cada uno debe tener su oportunidad, aunque él sea más fuerte. Las críticas y los regaños nunca se le deben hacer en público ya que este niño desde la cuna ya mostrará su porte majestuoso y su dignidad, y no le gustará que lo avergüencen delante de los demás. Tendrá el encanto de conquistar a todos con su carisma y alegría y en la medida que crezca le irá sacando provecho a esto. Los padres deberán mostrar su autoridad y no ceder a los caprichos del niño y sobre todo enseñarle disciplina y respeto. El niño mostrará más respeto al padre que muestre más autoridad y coherencia.

Este niño leonino será muy inquieto, lleno de energía y le gustarán los desafíos y los riesgos. Los deportes al aire libre serán muy eficaces para canalizar esta energía, pero también en las actividades artísticas se pueden destacar. Si por casualidad mostrase algún síntoma de timidez y vergüenza, será por que alguno de los padres se muestra excesivamente dominante, pero estas actividades le ayudarán a superarlo. En el caso particular de la niña de este signo a veces puede ser un poco varonil en los juegos de la infancia, pero a medida que crece, su propia vanidad la lleva a cambiar.

Los maestros podrán encontrar en este niño leonino un colaborador que en su momento sabrá como manejar a los demás, aunque a veces, si no se le dan esas tareas, puede asumir el liderazgo para formar una fiesta de la clase. Intentar dominarle por medio de la obligación será algo en vano, lo mejor es apelar a su propio orgullo, hacer que quiera destacarse ante el grupo con el ejemplo de niño disciplinado. Cada vez que se comporte bien y obtenga éxito, hay que premiarle con demostraciones efusivas de cariño y alabanzas.

En la adolescencia el joven leonino mostrará emociones intensas y turbulentas, vivirá todo con mucha pasión y teatralizará cada situación. Tendrá muchos amigos y muchos romances, con momentos de éxtasis y desengaño. No se perderá ninguna fiesta, será muy sociable y requerirá de mucha libertad para moverse y expresarse. Es importante estimularle a que tome sus propias decisiones para que desarrolle todo su potencial y fortaleza y consiga el éxito en su vida futura.

El niño Leo nace para sobresalir, dirigir, presidir y actuar. Nunca será fácil de dominar, por lo que se necesita aplicar una disciplina suave y constante. El amor y el afecto son llaves mágicas que abren su corazón, aunque muestren una personalidad fuerte, en su interior poseen una gran ternura. Por eso, lo mejor será abrazarle cada noche fuertemente y amarle con intensidad.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: